Caqui: una fruta divina con muchos beneficios

Caqui: una fruta divina con muchos beneficios

14 de enero de 2024 0 Por maestroangus

El caqui una fruta originaria de China y Japón, se la conoce como “fruta del fuego divino”. Su nombre científico es Diospyros kaki, y pertenece a la familia de las ebenáceas. Cuenta con un aspecto similar al tomate, pero con un color más anaranjado o rojizo, y su pulpa es muy dulce, jugosa y gelatinosa.

Se puede consumir al natural, solo o con otros ingredientes, o se puede utilizar en postres, como gelatinas, helados, tartas, batidos, etc. Es una fruta otoñal, que se puede encontrar en los mercados desde septiembre hasta diciembre.

Propiedades nutricionales

El caqui es una fruta muy nutritiva y energética, que aporta unos 65 kcal por cada 100 gramos. Su principal componente es el agua, que representa el 80% de su peso, seguido de los hidratos de carbono, principalmente fructosa y glucosa. También contiene proteínas vegetales y muy poca grasa.

Entre las vitaminas, destaca la A (o betacaroteno), que le da su color naranja y que tiene un gran poder antioxidante. También aporta vitamina C, que refuerza el sistema inmunitario y favorece la formación de colágeno, y otras vitaminas del grupo B, como la B3, la B6 y el ácido fólico.

En cuanto a los minerales, el caqui es rico en potasio, que ayuda a regular la presión arterial y el equilibrio hídrico del organismo, y también contiene calcio, fósforo, magnesio, yodo, sodio, selenio y hierro.

Además, es una buena fuente de fibra soluble, que mejora el tránsito intestinal y reduce el colesterol. La fibra del caqui está formada por pectina y mucílagos, que tienen un efecto laxante cuando el fruto está maduro, y astringente cuando está verde, debido a la presencia de taninos.

Beneficios de su consumo

Aporta muchos beneficios para la salud, gracias a sus propiedades nutricionales y antioxidantes. Algunos de estos beneficios son:

  • Protege el sistema cardiovascular: ayuda a prevenir y combatir las enfermedades cardiovasculares, ya que reduce el colesterol, regula la presión arterial, mejora la circulación y previene la formación de coágulos.
  • Protege las células: el caqui tiene un alto contenido en antioxidantes, como el betacaroteno y la vitamina C, que protegen las células del daño causado por los radicales libres, responsables del envejecimiento y de algunas enfermedades degenerativas.
  • Combate los virus: tiene propiedades antivirales, gracias a la vitamina C y a los taninos, que inhiben la replicación de algunos virus, como el de la gripe o el del herpes.
  • Aumenta la energía: es una fruta que aporta mucha energía, debido a su contenido en azúcares naturales, que se asimilan rápidamente y proporcionan combustible al cerebro y a los músculos. Es ideal para niños, deportistas y personas que realizan trabajos físicos intensos.
  • Favorece la vista: el caqui es beneficioso para la salud ocular, ya que la vitamina A y el betacaroteno mejoran la visión nocturna, previenen la sequedad ocular y protegen la retina de los rayos ultravioleta.
  • Mejora la piel: es un aliado para la belleza de la piel, ya que la vitamina A y el betacaroteno estimulan la producción de melanina, que le da color y protección, y la vitamina C y el colágeno mantienen la elasticidad y la firmeza. Además, el caqui tiene propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias, que ayudan a curar heridas, quemaduras y afecciones cutáneas.

Cómo consumirlo

El caqui se puede consumir de diferentes formas, según el grado de madurez y el tipo de variedad. Existen dos tipos principales de caquis: los astringentes y los no astringentes. Los astringentes son los que tienen más taninos y provocan una sensación de sequedad en la boca cuando no están maduros. Los no astringentes son los que tienen menos taninos y se pueden comer en cualquier momento.

Los caquis astringentes se deben consumir cuando están muy maduros, casi blandos, para que pierdan su aspereza. Se pueden comer con una cuchara, cortados por la mitad, o se pueden pelar y trocear. También se pueden congelar y comer como un helado natural.

Los caquis no astringentes se pueden consumir cuando están firmes, como una manzana, o cuando están blandos, como una pera. Se pueden pelar o comer con la piel, según el gusto. También se pueden cortar en rodajas, en gajos o en cubos.

Se puede combinar con otros ingredientes, como yogur, queso, frutos secos, miel, canela, chocolate, nata, etc. También se puede utilizar para elaborar recetas de postres, como tartas, bizcochos, flanes, mousses, cremas, etc.

Fuentes

Si quieres saber más sobre el caqui, te recomiendo que consultes estas fuentes:

Espero que te haya gustado mi artículo sobre el caqui, y que te animes a probar esta fruta con muchos beneficios. ¡Hasta pronto!